“Si un día no llegó a estar más a tu lado quiero que no te conformes con menos,..."

…Que aspires a que te respeten y te quieran tanto o más a como yo lo hago, que a pesar de todo siempre te voy a querer y te llevaré eternamente en mi corazón “

Ángel Emanuel Figueroa Pinelo


Hola yo soy María Fernanda, me dicen Mafer.

Les voy a contar mi hermosa y triste historia de amor...


Me enamore de un militar Emanuel Figueroa, lo conocí en una fiesta que lo llevó una de mis mejores amigas, ella se llama Vianey (él era su mejor amigo) ese día no platique mucho con él pero, en la noche, oh sorpresa, tenía una solicitud de amistad de él, me hice como la que no había visto nada y continué disfrutando de la fiesta....


Después recibí un mensaje de Vianey en el cual me escribió que le aceptara la solicitud de amistad Emanuel jaja al final si la acepté y bueno el y yo empezamos a platicar al siguiente día, así estuvimos platicando durante 5 días, escribiéndonos día y noche hasta la madrugada, claro él lo hacía de contrabando por qué en su cuartel no están permitido el uso de celular 🤭 y bueno el apuesto joven me invitó a salir un viernes por la tarde... ya después de que salí de mi servicio del hospital, fuimos por un frappe, platicamos y todo él me contó de su vida, yo de la mía. Salimos un mes completo y obviamente uno de esos días me pidió SER SU NOVIA, claro de eso pedía mi limosna jaja...


Yo estaba muy feliz porque él me gustó desde que lo vi y obvio yo le gusté a él.

Pero para esto, el ya había conocido a mis papás desde días antes y el estaba muy contento igual mis papás, por qué sin ser mi novio, siempre se mantuvo al margen, siempre me respetó, iba por mi a mi casa y me iba a dejar, todo un caballero.

Y bueno fueron pasando los días y en unas de esas me dijo, que se tenía que ir dos meses fuera, lo cual yo me puse triste pero era por trabajo, él sabía que yo confiaba mucho en él y él en mi, siempre fue así mutuo.


Pasaron dos meses y el regreso un 30 de diciembre, yo estaba muy contenta y ansiosa por esperarlo, estaba feliz y como a las 10:50 de la noche me mandó un mensaje que decía “Amor ya voy a tomar taxi para la casa en unos minutos estoy contigo”


Me subí rápido a cambiarme me puse un vestido negro que tanto le gustaba, y cuando escuche el taxi, nombre salí de volada corriendo abrir la puerta y hasta salté a abrazarlo, imagínense el 1.82 y yo 1.64... estaba yo temblando de las piernas pero bien feliz... tanto que el me dijo “Tranquila mi amor no te vaya a dar algo de la emoción” le respondí “nombre que me va pasar estoy bien feliz de verte gracias Dios que estás bien”

Me abrazó y me beso y dio un beso en la frente, pidió permiso a mi mamá para ir a cenar a esa hora y mi madre bien linda como siempre dijo que sí y nos fuimos... pasamos a su cuarto a dejar sus cosas y ahí lo estaba esperando un detallazo que le tenía preparado por terminar su misión, en ese regalo había algo especial un peluche de Batman muy bonito, por que a él le fascinaba, entonces estaba muy feliz y pues bueno ya de ahí nos fuimos ahora si a cenar jaja 😆 🤭


Antes de terminar el 2019, para Año Nuevo, Emanuel y yo quedamos de pasarla juntos, por una u otra razón no se pudo... al día siguiente nos vimos, nos abrazamos muy fuerte y nos deseamos feliz año; fuimos a la playa para ver el primer atardecer de este 2020, en el cual ambos dijimos que era nuestro año porque estábamos juntos y que mejor que enfrentar todo lo que se nos podría aparecer como obstáculos estando unidos, yo le dije que estaba de acuerdo, que pasara lo que pasara estaría con él y viceversa.

La ilusión de empezar este año con el pie derecho era algo que teníamos en mente, en ese atardecer agradecimos a la vida por habernos puesto en el lugar y momento indicado para poder coincidir y llegar a ser uno solo.

Me contó sus planes y yo los míos, teníamos puesto algunas situaciones bastante complejas para mejorar nuestro futuro próximo, pero dijimos que nada se nos haría imposible para lograrlo si en verdad lo queríamos ,yo le dije que estaba muy dispuesta a ayudarlo en lo que fuera... y siempre fue así desde que empezamos...


El 14 de febrero me dedicó una canción muy hermosa seguramente la han escuchado Yellow de Coldplay, me pido que me sentara y cuando termine de escucharla me dijo

“Todo lo que dice la canción eso eres para mi, te adoro con todo mi corazón y eres lo mejor que me ha pasado en la vida”


El día 15 de febrero salimos nuevamente y dijo algo que me llegó al corazón “Gracias por haber llegado a mi vida, gracias por seguir conmigo, eres una mujer tan pura y buena, por todo el amor que me das prometo nunca fallarte, te amo mi María (fue la primera vez que me dijo te amo)

Yo estaba bien emocionada ese día con lágrimas en los ojos pero feliz... y afortunada de tener a un hombre tan maravilloso como él.


Conforme iban pasando los meses fueron pasando cosas muy extrañas entre ellas situaciones que se nos enfrentaron de manera abrupta y difícil, que nos sacaban de onda por la manera en que pasaban, si no era a mi, era a él o juntos pero nada de eso nos vencía.

Se fue a operaciones dos meses otra vez, y seguíamos en contacto con llamas y todo muy bien y ya había más confianza , para ese tiempo entonces él hablaba mucho de muerte o que si algo le llegara a pasar, claro no me gustaba que lo hiciera pero lo dejaba hablar y siempre le ponía mucha atención.


Una semana antes de regresar a Puerto, únicamente me llamaba para darme las buenas noches y buenos días y no faltaban los “te quiero”, “Ya casi nos vemos”, “ya te quiero ver”... la manera que me lo decía era muy bonita y especial pero yo, sentía algo muy extraño en el fondo de mi corazoncito, igual en esa misma semana empecé a sentirme con una tristeza enorme y me pesaba ese sentimiento como no tienen una idea...


El 04 de mayo 2020 que después de 2 meses de no verlo, Dios y la vida nos dio la oportunidad de estar juntos por última vez, que pude ver en sus ojos un brillo peculiar, una sonrisa distinta y una alegría enorme por verme y por querer ir a su casa, ese último día que pude acariciar cada parte de su rostro , de su cuerpo, que pudimos besarnos y abrazarnos, puedo decirles que siempre le di lo mejor de mí y él a mí.

Ese día fue la última vez que le prepararé de comer, le compre su coquita bien fría, sus mantecadas y unas barritas de fresa 🤩


Antes de que el se fuera, me pidió que le hiciera su maleta, lo hice, de ahí le di una caja con un regalo, que era esa playera de Batman por que a él le encantaba, pude ver la emoción en sus ojitos preciosos, de ahí me pidió que yo se la pusiera, se la puse y después me dijo “Amor voy a tomarme unas fotos con tu celular, para que te acuerdes mi, y no me extrañes tanto” se tomó sus fotos, él me tomó de la cintura y me dijo “Ven pa’acá, tomemos unas tu y yo”... Ese día irradiaba de felicidad.

¿Pero saben una cosa?

Nunca pensé que sería la última vez que lo vería comer, reír, que podría acariciarlo, besarlo, quererlo y que estaría conmigo, ese día antes de que partiera a su destino me abrazó tan fuerte, me apretó las manos y me dio un beso en la frente, yo le di la bendición y me dijo “Amor, nos vemos el sábado, me preparas mis chilaquiles rojos que tanto me gustan, te daré lata desde temprano”.


Yo le sonreí y le contesté “Tú nunca me das lata, claro que te estaré esperando con tu cafecito, tus chilaquiles y los hot cakes” nuevamente me abrazó, me besó y por último me dio la bendición. Me soltó de las manos y se fue... desde ahí quedé intranquila sentía algo muy feo que me oprimía el pecho, pero nunca se lo dije, para no preocuparlo, al pasar las horas en la madrugada y yo no sabía nada de él.

No dormí esa noche, con tal de esperar que me escribiera como siempre lo hacía, pero toda espera fue inútil.

A las 10 de la mañana del 05 de mayo del 2020 me dijeron que ya no estaba con vida, que el accidente que había tenido, fue fatal y no podía soportarlo, me volví loca, lo llamaba y entraba en buzón... por más que gritaba ya no había nada que hacer, entonces al enterarme que la vida ya nos lo había quitado, a su familia, a sus amigos y a mí.


Entendí que nadie tiene la vida comprada y que no es un embarazo el que te trunca la vida, no es el que ya no quieras estudiar o algún otro problema... lo que te trunca la vida para siempre es la MUERTE y ante ella no le puede absolutamente nadie.

Esta ha sido una de las experiencias más horribles que he tenido en toda la existencia de mi vida, jamás me había dolido tanto una pérdida como la que hasta ahora embargó a mi corazón, me siento muy vacía, destruida y con el corazón partido... por qué yo le veía tanto a ese ser con un potencial enorme por la vida, por lo que le apasionaba y que no pudo SER lo que él quería sin embargo SÉ FUE FELIZ, él me lo hizo saber antes de partir...

Alguien que aprecio mucho me dijo algo muy cierto “DICHOSO él que está con DIOS, él ya no sufre, ya no siente dolor, JODIDOS los que nos quedamos por que le sufrimos a él, a su ausencia a su pérdida”.



Puedo decirles que Emanuel Figueroa, marcó un antes y un después en mi vida fue la persona que me marcó para siempre y algo que me dijo esa tarde fue

“Si un día no llegó a estar más a tu lado, quiero que no te conformes con menos, que aspires a que te respeten y te quieran tanto o más como yo lo hago”

y ahí fue cuando le respondí “Mi vida es vida solo contigo”. Me cargó, me dio vueltas y van a decir que hasta estoy mintiendo pero no, esto fue real, me dio vueltas y fuertemente gritó ¡TE QUIEROOO!


Y eso es algo que por más que pasen días, meses o años, JAMÁS SE ME VA A OLVIDAR, será la persona que más amaré en mi vida... aún en 20 años seguirá viviendo en mi, y estará en cada paso que yo de, en cada logro y por que no derrotas también.

Dicen que los tiempos de Dios son perfectos y no reniego de su voluntad porque me volvió a sembrar la fe en él, pero es que yo aún no asimilo que ya no esté sin embargo no tengo de otra alternativa, más que continuar como a él quería... pero en cuanto esté lista estarán sus palabras:

¡ESO CHINGAO, PONTE CHINGONA! ¡ERES CHINGONA MIJA🥺♥️!


Como le explico a mi corazón que él ya no va a regresar y que lo sigo amando cada día más, no saber de él es algo que me carcome por dentro, no me dejó hijos era lo que más queríamos pero me dejó algo tangible, una perrita muy hermosa... ese es mi consuelo y que también en algún momento cuando me toque se que voy a encontrarlo en la eternidad y ya nada nos va a separar.

Aún duele y cada día más, el proceso de duelo es más difícil de lo que cualquier persona puede imaginar, pero desdichadamente la resiliencia a un no llega a mi y claro dicen que el tiempo cura las heridas, eso es muy cierto pero la cicatriz siempre queda, esa no se borra, aprendemos a vivir con dolor cuando un ser querido parte al más allá.


Y claro hay días en los que aborrezco la vida por que yo me veía con él para siempre y ahora ya no está y me duele cuando me dicen que en algún momento, voy a rehacer mi vida, duele en el alma cuando me lo dicen por que yo lo quería él, pero sólo Dios sabe porqué hace las cosas y son miles de preguntas sin respuestas.

Su familia dice que nuestro amor será eterno por que así nos quisimos y así deberá terminar y estaremos unidos para siempre en una o dos eternidades. Y todo este amor que yo siento por él estará de por vida en mi corazón. Siempre Emanuel Figueroa será un milagro en mi vida.

Mi pequeño militar, mi soldado de sanidad, ya está con Dios nuestro señor gozando de la infinita misericordia y paz. 💂🏽‍♂️♥️

Gracias por leerme, esta es mi historia. 💔