"Siempre en mi mamá, te amo" Silvia Cristina Páez

Hola mi nombre es Cintia. Soy de Argentina...soy hija única. Soy casada, madre de 2 hijos y mi padre vive a un par de horas de mi casa.


Mi vida cambió 360% cuando murió mi madre. Hay un antes y un después cuando perdemos a alguien tan amado, particularmente cuando uno es hijo único se hace doblemente difícil.


Mi madre padeció toda la vida de depresión crónica mayor y bipolaridad consecuencia de una vida DURÍSIMA muy dura. La cual hizo que mi infancia fuera muy particular. Vivir mi vida con una mamá enferma siempre y nacer de una depresión porque así fue. Pero eso no impidió que sea la mejor madre del mundo, porque todo le costaba el doble.


En el 2017 recibo en la cocina de mi casa la peor de las noticias leyendo unos análisis que decía diagnóstico CÁNCER. No puedo explicar lo que siente SEMEJANTE DOLOR, se me paró el alma. Ella se había venido a quedar unos días a casa y estaba durmiendo, ella, mis hijos y mi marido, yo leyendo esto una noche de tormenta y con semejante shock.


Sabiendo que debía ocultarlo. Hasta que el mismo médico se lo dijera.

Todo esto era un combo explosivo porque no es lo mismo tener cáncer estando fuerte y bien que ya padeciendo las enfermedades crueles que ella venía sobrellevando hacía más de 40 años.

Bueno empezamos a los médicos hasta que yo le tire indicios de la enfermedad. Que obviamente ni luchó porque la depresión la hundió más.


A mi, esta situación me encuentra con mi papá laborando a full mi marido laborando, y mamá de 2 niños, Alma de 5 y Román de 2. Bueno mi suegra cuidaba los nenes mientras mi mama tuvo 2 internaciones, su cáncer era gástrico, uno de los más difíciles porque no podía hacer quimio ni rayos. Ya estaba avanzado. Y además los vómitos eran consecutivos y haciendo quimio solo empeoraban.


Mi madre vomitaba a veces 15 veces por día en el tarrito de arenita que jugaban mis nenes, ahí vomitaba. Mientras mis hijos los encerraba en la otra pieza se escuchaba el sonido TÉTRICO DEL VÓMITO DE LA ARCADA que me quedó como trauma en mi mente y en mi ser.


Mi madre empezó a cambiar su aspecto de manera macabra, así describo esta enfermedad: MACABRA DIABÓLICA SÁDICA INFERNAL TRAUMÁTICA Y SIGO EH, porque se enferma el núcleo familiar.

Mi madre padeció de tanto dolor que donde ella vivía en planta baja. Se escuchan los gritos de dolor en el 3er piso de la vecina. A mi en particular luego de mi cuenta. Sufrí y sufro de pérdida de cabello de manera fatal, todo por el estrés de la enfermedad y peor cuando murió, se me alteró el sueño hasta hoy y me peleé con enfermeros.


El desgaste que haces para nada. Es increíble. Y sentí mucha soledad. La flia de mi madre y padre no me acompañaron. Excepto un primo que amo.


Hice terapia un tiempo y deje. A lo mejor retome un mes antes de morir tuvimos que poner una chica porque yo no daba más con los nenes, ella y mi viejo laborando para solventar los gastos. Mi madre era una mujer bellísima.

El cáncer la envejeció de 100 años. Murió a los 68. El 30 de agosto de 2017. Ese día mi vida cambió. Algo murió. Y nunca más nada volverá a ser igual.


Mi abuela su madre murió 5 días antes que ella. Pero ella nunca se enteró. No se lo dijimos, porque mi abuela la había abandonado y no había relación. Pero bueno, Muere mi abuela el 25 de agosto 2017, Mi mama el 30, y mi perro tomas de toda la vida el 21 de diciembre del mismo año en mis manos.


No soporto la pérdida de mi madre. Fue una suma de duelos. Yo sigo viviendo pero NADA ES IGUAL.

Mucha gente que creí amaba a mi mama o a mi se borraron. Las hermanas de mi mamá ni al cementerio vinieron, la flia de mi papá la odiaban. Mi padre cambió conmigo rotundamente. Nos vemos poco. Anda con minas y hace su vida cosa que me parece perfecto pero creí íbamos a unirnos más. Después de la muerte de mi mamá Y fue todo lo contrario.


Mi mamá me decía hasta que camisa quería llevar el día que se fuera de este mundo. Y así fue. Se fue coqueta con sus uñas rojas y su camisón verde pedido por ella pidió la crememos y yo solo camine toda una avenida con sus cenizas. Es algo que no se puede explicar como hacía unas horas había estado con ella y ahora era sólo polvo.

Hasta el día de hoy no entiendo como estoy parada porque muchas de estas cosas están contadas y tengo más eh. Las viví casi SOLA.


Apenas murió al otro día me tatué una frase:

"MAMÁ VIVIS EN MI"

Mi madre se llama Silvia Cristina Páez.

Un honor haber sido su hija.


Espero que todos y cada uno de ustedes sepan que de nada se sale. Solo nos adaptamos a convivir con el vacío, con el dolor. Pero NADA se supera.


Y estoy segura que mi madre me espera en algún lado. Mi mamá perdió un bebe. Fue una mujer golpeada. Fue violada en su niñez. Y eso la enfermó.

Pero creo que la vida le premió con mis hijos. Siento que en mis hijos veo a mi madre. Ella me dejó un legado. Valores. Como el de amar los animales. Ser solidario. Amar en vez de hacer un regalo. Referido a lo material.


Fue una mujer FUERTISIMA. Nada la derrumba. Hasta que llegó su hora. Mis hijos son el aire que respiro. Y en cada logro y aprendizaje de ellos. La veo a ella. Y se que voy a volver a verla. Creo mucho en Dios. No practico ninguna religión. Solo creo en un dios. El mismo que hace que mi madre duerma en paz y mi perrito.


Y es lo mismo que hace que me levante cada mañana. Y el que le da salud y vida a mis pilares. Mis hijos. Con mis hijos se terminó una Soledad dura… El dolor es eterno pero con ellos puedo proyectar vida. Y todo parte de mi crianza. El amor que siento por mis hijos animales, amigos, el dolor por el que sufre.

Toda esa empatía la adquirí. De mi madre. Siempre en mi mamá te amo.


Un día me llegó una solicitud de alguien que también estaba viviendo lo mismo que yo el mismo dolor la pérdida, la de una madre casualmente por la maldita enfermedad del CÁNCER.

Acepto su solicitud y empiezo descubrir este proyecto hermoso que me identifica en cada palabra. Cada vivencia y en esa hermosa canción.

Me di cuenta que mucha gente en este mundo y gracias a una red social COMPARTIMOS UNA LUCHA UN DOLOR y siento que acompañados ENTRE TODOS el dolor no se cura pero se aliviana.

Este proyecto me ayudó a sentirme MUY ACOMPAÑADA en medio del dolor e identificada.


Gracias por hacerme parte de esto!!!

Abrazos enormes, fuerza y bendiciones para TODOS desde Argentina

Cintia.

  • Instagram
  • YouTube
  • Spotify
  • Facebook

© 2021 by proyecto IRIS

admin@iris-proyecto.com

HomeSpotify | Contenido