"Nos dejó con los brazos vacíos y tanto amor para darle" Mateo

Gracias #FamiliaProyectoIRIS por aceptarme en este lindo proyecto, soy Brighit.

Nunca antes había perdido a un ser querido.

Pero hace unos meses, la muerte tocó mi puerta de la manera más horrible, arrebatándome ha lo que más amo.

A mi querido primer hijo, Mateo.


Les comparto, mi historia y hoy en día aprendo a vivir con el amor que me dejó mi hijo ⭐💓

👶Mateo

🗓19 de julio 2020

🕗 10:16 a.m.

⚖ 2,681 kg

📏46.5 cm


Lleve un embarazo relativamente bien, no tuve molestias😊

Cuando teníamos 20 semanas de gestación, me hice una ecografía de rutina y allí es donde la doctora ve algo que no estaba bien en Mateo, de repente mi corazón late rápido y estaba muy nerviosa esperando que ella se equivocara…


Espere un rato hasta que me haga una ecografía con otro ecógrafo ya que ella quería estar segura de lo que pasaba.


Es allí cuando ella dice: "el bebé está bien, pero su estómago está a la altura de su corazoncito...esto es una hernia diafragmática "...yo no tenía ni la menor idea de qué era esto, así que ella me refirió con un otro doctor para que pueda explicarme mejor y ver que pasos seguían.

Junto a mi esposo estábamos confundidos, ¿Qué pasó? Pero si todo andaba bien ¿por qué?...

El otro doctor no fue tan amable que digamos😕 ya que nos dijo que cuándo un bebé presenta una malformación congénita ésta viene con 2 o 3 condiciones más...y que lo más recomendable era ponerle fin, además "ustedes son jóvenes pueden tener más bebés" .

En ese momento mi mundo se vino abajo, pero no se me cruzó por la mente ponerle fin a mi embarazo ya que no soy dueña de la vida de mi bebé, solo Dios lo es.


Fue un momento muy difícil para nosotros, así que el doctor nos dio una opción más, nos comunicó con un doctor de medicina Fetal.

El doctor Enrique confirmó el diagnóstico de nuestro bebé y allí vimos su carita por primera vez 👶🏽, él nos dio una luz de esperanza ya que se podía intervenir a Mateo en la semana 28 y 34 de embarazo y darle más oportunidades de vivir.


Lo hicimos sin dudar aunque esto implicaba un gasto muy grande, pero el doctor fue muy bueno con nosotros y siempre estuvo pendiente de nosotros hasta el final.

El diagnóstico ya era mejor para Mateito luego de las operaciones, pero siempre está ese pequeño porcentaje de que algo salga mal.


Cuando Mateo nació a las 35 semanas de gestación, no logró estabilizarse, su oxígeno era muy bajo aun entubado y falleció a los 2 días.

Ver por primera vez a mi hijo frío, dormidito, tan perfecto, tan cerca pero a la vez tan lejos nos marcó como familia.

Nos dejó con los brazos vacíos y tanto amor para darle.

Luchamos hasta el final con nuestro guerrerito💓⭐ pronto lo volveremos a ver en el paraíso aquí en la tierra.

Ap 21:4 📖


Pero ahora he aprendido que el amor va más allá de la muerte, él es mi motor y motivo para seguir de pie, para hacer mejor las cosas.


En los 8 meses que vivió dentro de mi aprendí demasiado💚


Soy una mamá muy agradecida con su pequeño hijo.

Entradas relacionadas

Ver todo
  • Instagram
  • YouTube
  • Spotify
  • Facebook

© 2021 by proyecto IRIS

admin@iris-proyecto.com

HomeSpotify | Contenido