"Mi ángel de la eternidad, sigo y amo a esa mariposa que es mi pequeña Lilian" Lizabeth Alarcón


Buenas tardes

Los saludo desde Perú, mi nombre es Liz.


Mi ángel de la eternidad


Desde hace un año y dos meses perdí a mi bebé, mientras yo estaba embarazada esperando con toda la emoción a mi pequeña Lilian, con casi 6 meses de embarazo mi pancita me dolía mucho y no sabía qué pasaba conmigo.


Cuando fui al medico fue muy tarde porque mi bebé estaba ya muerta en mi pancita y me la tuvieron que quitar y aún no lo supero todavía porque dejé de creer en Dios y tenerle fe porque sentía que me la había quitado, mi pequeña la amaba tanto, su papá también la amaba mucho y sufrí mucho esa pérdida.

Yo sentía como se movía ella dentro de mi, lo poquito que vivió ella dentro de mi, era ya parte de mi.


Desde esa vez, quedé vacía y sin fe hasta el día de hoy, mi pareja a veces siento que no entiende lo que siento, siento que vivo y sigo viviendo sola esa pérdida, hasta el día de hoy no lo supero.


Después de meses quedé embarazada de nuevo pero lo perdí de casi un mes de embarazo, vi el poco o nada de interés por parte de mi pareja y lo culpe por lo que paso con el segundo embarazo, no se puede superar ese dolor y vacío que quedó dentro de mi, es complicado olvidar.


Yo muy delicada y débil en mis embarazos, lloro mucho y desde ese día me empecé a deprimir cada vez más, es algo que no puedo sola y hasta intente quitarme la vida pero los que me dieron fuerza, fueron mis dos hijos que son varones y por ellos, no llegue a hacer nada.


Cuando Proyecto IRIS lanzó su tema Mariposa encontré un mensaje, que era como si fuera hecha para mí y me identifique con esa mariposa, sigo y amo a esa mariposa que es mi pequeña Lilian.


Es muy duro sentirse sola y vacía, solo pido a mi pequeña mariposita que me de muchas fuerzas y que me cuide desde donde ella se encuentre.


No deseo que nadie pase por algo así porque es el dolor que más duele…

Aunque piensen que porque no nació y no la tuve en mis brazos es más fácil olvidar o superar el dolor pero déjenme decirlo, que no es fácil porque el nudo en la garganta y las preguntas que te haces: ¿Cómo sería? o ¿Qué haría si estuviera aquí conmigo? y muchos interrogantes más es lo que hace que duela y no se olvide ese dolor…



Yo pienso que si la hubiera tenido aunque sea por unos minutos en mis brazos, la hubiese conocido y le hubiese dado ese beso que tanto anhelaba dárselo sería un poquito más fácil aceptar su partida pero así como ella partió es más doloroso e inolvidable.


Solo espero poder algún día sobrellevar este dolor y este vacío que siento dentro de mi, gracias por al menos dejarme sacar esto que siento con ustedes porque no tengo a quien decirle cómo estoy o lo que siento.


Gracias por mariposa es mi forma de identificarme, cada que me siento mal la escucho y digo yo podré, tendré algún día fuerzas para ya no sentirme así, lloro y me paro, miro que estoy sola sin nadie, solo tengo mi música y la presencia de mis ángeles que me cuidan desde allá arriba, es lo poco que les puedo contar…