“Me duele en el alma que ya no le veré nunca, aun espero su llamada...” Rosa Campos

Actualizado: ene 27


Bueno soy Rosa


Mi padre era una persona muy buena, humilde, vivía en otro lugar y siempre venía a visitarme, yo le di duplicado de las llaves de mi casa para que cuando él viniera y no me encontrara en casa entre y comiera porque siempre había comida en mi casa.


Bueno era la única persona que me frecuentaba…


Un día personas malas, le calumniaron por algo injusto que no sería capaz de hacer mi padre y como dicen para las personas humildes no hay justicia, fue a parar a la cárcel.


Y de ahí empezó mi rutina de cada semana ir a visitarlo, llevando sus platos favoritos, sus cosas todo lo que él quería le llevaba sus antojos.


Con la cuarentena se suspendieron las visitas, cada sábado me llamaba para preguntar de nosotros que como estábamos y después ahí, él enfermo se contagió de COVID nos llamaron y nos informaron que estaba en el hospital.


Fuimos al hospital y ya no nos dejaron verlo.


Y falleció el 10 de mayo a las 6 de la tarde del 2020, solo nos entregaron sus cenizas en una urna pero que dolor que siento, el no haberle podido ver.


La última vez que le vi, le abrace muy fuerte y me despedí pensé que solo era por la cuarentena.


Pero aún no me resigno que haya fallecido y me duele en el alma que ya no le veré nunca…

Aun espero su llamada.


  • Instagram
  • YouTube
  • Spotify
  • Facebook

© 2021 by proyecto IRIS

admin@iris-proyecto.com

HomeSpotify | Contenido